Monkidú

Monkidú: ¡Vamos a hacer el mono!

De la mano de Mercurio nos llega Monkidú un nuevo juego que nos hará pasar grandes momentos de risa tronchante con hasta 16 amigos o familiares.

Pensado para mayores de 8 años y para un mínimo de 4 jugadores, Monkidú está ideado para partidas de corta duración, de unos 15 minutos.

El funcionamiento de Monkidú es sencillo: las cartas determinarán las acciones que deberán realizar los jugadores, por ejemplo, imitar animales, silbar, cantar, aplaudir, y un sinfín de situaciones no aptas para los más vergonzosos. El jugador que no haya recibido ninguna acción concreta será el mono y deberá imitar a los demás para que éstos no descubran quien es y, de esta manera, ganar la ronda. El mono con mayor creatividad, desparpajo y percepción visual será el gran triunfador de este divertidísimo juego.

Monkidú ya ha podido probarse en el Festival de Juegos de Córdoba, desde el miércoles 11 de octubre hasta el domingo 15, junto a otras novedades de Mercurio, como Matrioska, Esbirros y Nitro.

Monkidú

Anuncios

XII Festival Internacional de Juegos de Córdoba 2017

Hoy arranca el XII Festival Internacional de Juegos de Córdoba 2017 en el Palacio de la Merced y finalizará el próximo domingo 15 de octubre, dejando tras de sí una infinidad de actividades, charlas y presentaciones relacionadas con interesantes juegos de mesa y pensadas tanto para los aficionados como para aquellos que quieran iniciarse en este mundo.

Destacamos entre estas actividades la presentación en público del juego ‘Apocalipsis Z’, de Dabid Illescas, una producción de Escritores.com basado en la triunfadora saga de novelas de Manuel Loureiro.Festival de Juegos Cordoba 2017

En el Festival hay 25 expositores entre los que destacan las mayores editoriales de juegos de mesa que presentarán sus novedades como SD Games, Mercurio, Morapiaf, Asmodée y Devir. Muchas de las novedades podrán ser jugadas en un espacio habilitado para ello.

El sábado 14 tendrá lugar la entrega de premios, entre ellos el prestigioso Juego del Año en España, al que este año concurren cinco juegos finalistas: ‘Dice forge’, de Régis Bonness; ‘Istambul’, de Rüdiger Dorn; ‘Magic maze’, de Kasper Lapp; ‘Samurái’, de Reiner Knizia; y ‘Tikal’, de Wolfgang Kramer & Michael Kiesling. En dicha ceremonia se entregarán también galardones a la trayectoria lúdica, prototipia, Premio JT@Prensa 2017 y X Premio Internacional de Fotografía Lúdica.

Este año el Festival está dedicado a Juan Rodríguez, destacado autor de juegos y diseñador gráfico que ha trabajado durante una década en la revista Charlie Hebdo. Es el co-creador del best-seller ‘Tic Tac Boum’ y de ‘Catch the Moon’ (Alcanzar la luna), su última publicación, que ha sido escogida para ilustrar el cartel del Festival.

‘El Ministerio del Tiempo’ presenta el juego de mesa oficial de la serie

Por fin los ministéricos podrán vivir sus propias experiencias como agentes de El Ministerio del Tiempo en su propia casa. Con este juego de mesa, la serie de TVE, producida por Onza Entertainment y Cliffhanger TV, ofrece nuevamente al fan la posibilidad de dar un paso más allá.

ministerio

Cada jugador podrá escoger entre 8 de los protagonistas de la serie e intentar cumplir una misión atravesando puertas a épocas distantes, encontrando personajes históricos y reclutándolos para su misión y, claro, enfrentándose a enemigos clásicos como Lola Mendieta o los Nazis. El que consiga más puntos tendrá una buena posibilidad de convertirse en el sucesor de Salvador al frente del Ministerio cuando éste se retire.

Una primera edición de 5.000 ejemplares estará disponible desde el 8 de Junio en El Corte Inglés, FNAC, Generación X y tiendas especializadas de juegos y cómics. El precio del juego es de 39,95 euros.

El ministérico podrá convertirse en el sucesor de Salvador Martí

Desarrollado por Oscar Arévalo, con más de 8 años de experiencia en esto de crear juegos de tablero y responsable de juegos con alcance internacional como Stalag 17, Covenant o Rick y Morty, el juego está editado por Crazy Pawn Games, una compañía creada recientemente por un equipo veterano en la industria, para lanzar al mercado juegos que tengan atractivo tanto para la familia, como para los más “jugones”.

Sobre el juego, dice su autor: “Nuestra idea es que los fans de la serie tengan la sensación de estar viviendo un episodio a su medida, donde tendrán que tomar decisiones arriesgadas y elaborar una estrategia para conseguir completar sus misiones. Buscamos una experiencia narrativa que complete el rico universo que Javier Olivares ha creado y aporte nuestro granito de arena al mismo. El juego ha cuidado mucho el diseño para que todos sus componentes parezcan sacados de un episodio: el diseño de las cartas parece un típico dossier y todas las fotos pertenecen a capítulos de las dos primeras temporadas, los tableros representan la escalinata de las Puertas y el despacho de Salvador Todo ello bajo la supervisión de los creadores originales”.

Fuente: RTVE.es

Lego sí que sabe en redes sociales

Una de las marcas que tienen más tirón entre un público más variado y diverso es Lego. La compañía de juguetes ha logrado crear una marca muy poderosa, una que logra conectar muy bien con las audiencias y que consigue establecer relaciones muy valiosas con el público. Aunque sus productos están destinados, en principio, a los niños, los Lego tienen consumidores de todas las edades y consumidores todos ellos entusiastas de la firma.

El artículo es “cero original” de Nube de Juguetes. Comparto aquí un artículo original publicado en PuroMarketing

Lego es, de hecho, una de las lovemarks más sólidas y solventes, la marca de juguetes más valiosa del mundo y una de las marcas más valiosas también cuando echamos mano de la lista general de compañías.

¿Qué ha hecho Lego para conectar con las audiencias de esta manera y para asegurarse posiciones tan sólidas en su relación con el mercado y con los consumidores?

La compañía ha posicionado al consumidor en el epicentro de su estrategia y ha logrado que los consumidores se conviertan en una parte más (y muy efectiva) de su estrategia de posicionamiento de marca. La firma, que tiene detrás una historia muy larga que le ha permitido convertirse en uno de esos productos que pasan de padres a hijos, ha establecido no solo una estrategia de productos muy efectiva o una especie de estilo en publicidad muy reconocible y eficiente, sino también una presencia muy sólida en redes sociales. Lego ha logrado crear comunidad (que es lo que realmente importa, más allá de las cifras). Sus vídeos tienen tanto éxito en YouTube como los contenidos de las televisiones y han sido capaces de crear estrategias muy de nicho en Twitter. Y, en general, han convertido a los consumidores en fuentes de contenidos. De hecho, si se tienen en cuenta los números, se descubre que el mayor porcentaje de contenido relacionado con la marca que circula por la red no lo ha creado la marca. Son sus consumidores quienes están haciendo en cierto modo el trabajo de marketing de contenidos para ellos. Como apuntaba un ejecutivo de la firma y como recoge Warc, los fans de Lego producen 20 veces más contenidos ligados a la marca de los que produce la propia compañía.

Y ante esta avalancha de producto Lego tiene una estrategia muy eficiente. A diferencia de otras marcas que persiguen este tipo de contenidos, Lego los ve como una ventaja, como un elemento destacable. La compañía cree que el contenido producido por sus consumidores es, de hecho, mucho más importante que el contenido que se produce de forma ligada a diferentes acuerdos con distintos productores de contenidos.

Comprender al consumidor

La importancia de estos contenidos tiene una explicación y una, además, que ayuda a comprender mucho mejor cómo deben actuar las marcas en la era de las redes sociales. Como explican desde la firma y como recoge Warc, en la era de las redes sociales las marcas tienen que comprender muy bien a sus consumidores y tiene que saber realmente cuáles son los elementos que los motivan y qué es realmente lo que quieren. ¿Qué esperan de la marca? Y, sobre todo, ¿qué esperan en relación a ella y en su contacto con ellos?

Las marcas tienen que comprender “las necesidades sociales” de sus consumidores, los elementos que hacen que las interacciones y la comunicación en relación con la marca funcione.

En el caso de Lego, los consumidores están centrados en lo que se consideran dos motivadores sociales muy poderosos. Quieren, por un lado, construir las cosas juntos y, por otro, se sienten luego orgullosos de sus creaciones. Por ello, tienen que ser capaces de conectar con los consumidores a ese nivel, potenciando la idea de que es un juguete creativo que puedes construir como quieras. Y ahí es donde los contenidos de los propios consumidores se convierten en un elemento clave.