Monkidú

Monkidú: ¡Vamos a hacer el mono!

De la mano de Mercurio nos llega Monkidú un nuevo juego que nos hará pasar grandes momentos de risa tronchante con hasta 16 amigos o familiares.

Pensado para mayores de 8 años y para un mínimo de 4 jugadores, Monkidú está ideado para partidas de corta duración, de unos 15 minutos.

El funcionamiento de Monkidú es sencillo: las cartas determinarán las acciones que deberán realizar los jugadores, por ejemplo, imitar animales, silbar, cantar, aplaudir, y un sinfín de situaciones no aptas para los más vergonzosos. El jugador que no haya recibido ninguna acción concreta será el mono y deberá imitar a los demás para que éstos no descubran quien es y, de esta manera, ganar la ronda. El mono con mayor creatividad, desparpajo y percepción visual será el gran triunfador de este divertidísimo juego.

Monkidú ya ha podido probarse en el Festival de Juegos de Córdoba, desde el miércoles 11 de octubre hasta el domingo 15, junto a otras novedades de Mercurio, como Matrioska, Esbirros y Nitro.

Monkidú

Anuncios

XII Festival Internacional de Juegos de Córdoba 2017

Hoy arranca el XII Festival Internacional de Juegos de Córdoba 2017 en el Palacio de la Merced y finalizará el próximo domingo 15 de octubre, dejando tras de sí una infinidad de actividades, charlas y presentaciones relacionadas con interesantes juegos de mesa y pensadas tanto para los aficionados como para aquellos que quieran iniciarse en este mundo.

Destacamos entre estas actividades la presentación en público del juego ‘Apocalipsis Z’, de Dabid Illescas, una producción de Escritores.com basado en la triunfadora saga de novelas de Manuel Loureiro.Festival de Juegos Cordoba 2017

En el Festival hay 25 expositores entre los que destacan las mayores editoriales de juegos de mesa que presentarán sus novedades como SD Games, Mercurio, Morapiaf, Asmodée y Devir. Muchas de las novedades podrán ser jugadas en un espacio habilitado para ello.

El sábado 14 tendrá lugar la entrega de premios, entre ellos el prestigioso Juego del Año en España, al que este año concurren cinco juegos finalistas: ‘Dice forge’, de Régis Bonness; ‘Istambul’, de Rüdiger Dorn; ‘Magic maze’, de Kasper Lapp; ‘Samurái’, de Reiner Knizia; y ‘Tikal’, de Wolfgang Kramer & Michael Kiesling. En dicha ceremonia se entregarán también galardones a la trayectoria lúdica, prototipia, Premio JT@Prensa 2017 y X Premio Internacional de Fotografía Lúdica.

Este año el Festival está dedicado a Juan Rodríguez, destacado autor de juegos y diseñador gráfico que ha trabajado durante una década en la revista Charlie Hebdo. Es el co-creador del best-seller ‘Tic Tac Boum’ y de ‘Catch the Moon’ (Alcanzar la luna), su última publicación, que ha sido escogida para ilustrar el cartel del Festival.

Speed Cups 2, jugando con una nueva dimensión

Ya conocíamos el Speed Cups, creación de Haim Shafir, responsable de juegos de éxito internacional como Halli Galli, quien sabe cómo “enganchar” a las familias alrededor de una mesa.

La dinámica es fácil, una carta nos indica una serie con 5 colores y cada jugador tiene que reproducirla con sus cubiletes de colores exactamente igual, vertical u horizontalmente… lo más rápido posible y tocar el timbre para anunciar que ha sido el más veloz.nubedejuguetes-SpeedCups06

Bien, pues ahora tenemos la oportunidad de jugar a la versión Speed Cups 2, que nos va a traer nuevas oportunidades de diversión. ¿Por qué? Hay varias razones. Sigue leyendo

Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - Mercurio

Probamos… Los 10 Cerditos

Los 3 cerditos, los 7 cabritillos, los 7 enanitos… los cuentos y sus números. Ummm, ¡qué dos conceptos más interesantes para los niños! Si además los unimos en un juego de cartas para que se diviertan, logramos el pack completo. Esta es la sensación que me queda tras haber disfrutado en casa estos días de una de las últimas novedades que ha lanzado recientemente Mercurio: “Los 10 Cerditos”Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - MercurioLos 10 Cerditos es un juego de cartas en el que hay que sumar hasta lograr un 10. No vale pasarse y solo se premia alcanzar el número exacto, sin aproximaciones. Para los más tradicionales, una especie de 7 y medio pero con más margen de maniobra para llegar al deseado 10, con sumas y restas que convierten el momento de juego en un valioso repaso de cálculo mental para los peques (esto no se lo digáis a ellos). El juego esta pensado para niños a partir de 6 años y admite de 2 a 8 jugadores…o “calculines” como dicen en la caja de las cartas.

La autora del juego es la creadora israelí Ayelet Pnueli y cuenta con las simpáticas ilustraciones de  Claudia Stöckl. Se editó originariamente en Alemania por Zoch hace unos años y ahora llega a España de la mano de Mercurio en plena celebración de sus 10 años como distribuidora/editorial de juegos educativos.

Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - Mercurio

A sumar y a jugar

La mecánica del juego es sencilla y rápida de explicar a los pequeños participantes. Se reparten las cartas. Todas tienen un número asignado, un valor, del 0 al 10. En cada turno, el jugador deja en el centro de la mesa una carta. Ahí se acumulan los valores, se suman, y el objetivo es tirar la carta que cierre la cuenta en un 10 exacto y decir en voz alta “10 cerditos”.

Se reparten 3 cartas por jugador, el resto se dejan en el montón de robar. Cada turno, se tira una carta y se roba otra para tener siempre 3 cartas en la mano. Cada jugador que tira una cara, suma el valor de ésta al montón ya jugado. Así que hay que prestar atención y no perder la cuenta. Al tirar la carta hay que decir en voz alta el resultado que seguirá en juego: si estamos jugando con un 8 en la mesa porque se han tirado antes un 3 y un 5… y alguien tira un 1 deberá decir ¡9! Aquí ya obligamos a los niños a prestar atención en el juego siempre y a calcular sus opciones de tirada con las cartas que tiene en la mano (+1 está bien, +2 ganó, +3 me paso…). En este momento, ni se fijarán en las ilustraciones de las cartas, que representan diversos personajes y situaciones de cuentos populares protagonizados por cerditos, muy bonitos, la verdad: la hilandera, los enanitos, blancanieves, el lobo, caperucita, la princesa, el sapo, la bruja de Hansel y Gretel…Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - MercurioLograr el 10 significa llevarse las cartas del montón y al final de la partida, cuando no hay más cartas por jugar, se proclama ganador quien ha acumulado más cartas, que no significa que haya hecho más veces un 10… esto lo hemos comprobado también. Dos dieces rápidos suman menos que una mano larga y complicada hasta llegar al objetivo. Y si tu rival se pasa de 10, también recibes las cartas como premio.

Momentos especiales

¿Y como se puede alargar una mano si siempre se suma? Bueno, bueno, bueno… es que no siempre se suma. A la hora de calcular el valor del montón hay situaciones especiales.

La Sirenita cerdita (5). Esta carta tiene la particularidad de que viene con los símbolos de más (+) y menos (-) y nos permite elegir si queremos sumar 5 al valor del montón o restarle 5. Nunca sin bajar de cero, claro. Los números negativos, aquí no por favor. Si jugamos con un 8 en la mesa y tiramos una sirenita, diremos en voz alta ¡3!

La Rana porcina (0). Si se juega una rana, hay que decir ¡cero!, porque siempre que ella aparece, el valor del montón vuelve a cero irremediablemente.

Misma Carta, Mismo Número. Aquí llega un puntito de estrategia. Siempre está la opción de sumar, lo normal, pero… Si se juega la misma carta que el jugador anterior, se puede hacer que el valor del montón sea ese número y no la suma. Ejemplo: alguien tira un 3… y dice ¡tres! El siguiente tira un 4… y dice ¡siete! En tu turno tiras otro 4 y dices ¡cuatro! -repites el número de tu antecesor-.

El siguiente jugador también tira un 4, pero en este caso, decide sumar y dice ¡ocho!… y el siguiente, como no tiene números bajos en la mano pero sí un 8, lo tira y dice ¡ocho! ¡salvado porque pone en la mesa una carta con el mismo valor que el valor en juego del montón!Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - MercurioLas partidas duran unos 10-15 minutos, son rápidas, así que el ‘momento sumas’ tampoco es un lastre para que los niños quieran dejar el juego. Al revés, es fácil repetir y repetir porque la competición es así, sencilla, y se busca la revancha fácilmente. En casa ha sido un buen recurso en estas vacaciones y seguro que nos dará mucho juego durante más tiempo, porque esto de que practiquen el cálculo mental jugando a mí me motiva mucho. ¡Así que larga vida a Los 10 Cerditos!