Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - Mercurio

Probamos… Los 10 Cerditos

Los 3 cerditos, los 7 cabritillos, los 7 enanitos… los cuentos y sus números. Ummm, ¡qué dos conceptos más interesantes para los niños! Si además los unimos en un juego de cartas para que se diviertan, logramos el pack completo. Esta es la sensación que me queda tras haber disfrutado en casa estos días de una de las últimas novedades que ha lanzado recientemente Mercurio: “Los 10 Cerditos”Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - MercurioLos 10 Cerditos es un juego de cartas en el que hay que sumar hasta lograr un 10. No vale pasarse y solo se premia alcanzar el número exacto, sin aproximaciones. Para los más tradicionales, una especie de 7 y medio pero con más margen de maniobra para llegar al deseado 10, con sumas y restas que convierten el momento de juego en un valioso repaso de cálculo mental para los peques (esto no se lo digáis a ellos). El juego esta pensado para niños a partir de 6 años y admite de 2 a 8 jugadores…o “calculines” como dicen en la caja de las cartas.

La autora del juego es la creadora israelí Ayelet Pnueli y cuenta con las simpáticas ilustraciones de  Claudia Stöckl. Se editó originariamente en Alemania por Zoch hace unos años y ahora llega a España de la mano de Mercurio en plena celebración de sus 10 años como distribuidora/editorial de juegos educativos.

Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - Mercurio

A sumar y a jugar

La mecánica del juego es sencilla y rápida de explicar a los pequeños participantes. Se reparten las cartas. Todas tienen un número asignado, un valor, del 0 al 10. En cada turno, el jugador deja en el centro de la mesa una carta. Ahí se acumulan los valores, se suman, y el objetivo es tirar la carta que cierre la cuenta en un 10 exacto y decir en voz alta “10 cerditos”.

Se reparten 3 cartas por jugador, el resto se dejan en el montón de robar. Cada turno, se tira una carta y se roba otra para tener siempre 3 cartas en la mano. Cada jugador que tira una cara, suma el valor de ésta al montón ya jugado. Así que hay que prestar atención y no perder la cuenta. Al tirar la carta hay que decir en voz alta el resultado que seguirá en juego: si estamos jugando con un 8 en la mesa porque se han tirado antes un 3 y un 5… y alguien tira un 1 deberá decir ¡9! Aquí ya obligamos a los niños a prestar atención en el juego siempre y a calcular sus opciones de tirada con las cartas que tiene en la mano (+1 está bien, +2 ganó, +3 me paso…). En este momento, ni se fijarán en las ilustraciones de las cartas, que representan diversos personajes y situaciones de cuentos populares protagonizados por cerditos, muy bonitos, la verdad: la hilandera, los enanitos, blancanieves, el lobo, caperucita, la princesa, el sapo, la bruja de Hansel y Gretel…Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - MercurioLograr el 10 significa llevarse las cartas del montón y al final de la partida, cuando no hay más cartas por jugar, se proclama ganador quien ha acumulado más cartas, que no significa que haya hecho más veces un 10… esto lo hemos comprobado también. Dos dieces rápidos suman menos que una mano larga y complicada hasta llegar al objetivo. Y si tu rival se pasa de 10, también recibes las cartas como premio.

Momentos especiales

¿Y como se puede alargar una mano si siempre se suma? Bueno, bueno, bueno… es que no siempre se suma. A la hora de calcular el valor del montón hay situaciones especiales.

La Sirenita cerdita (5). Esta carta tiene la particularidad de que viene con los símbolos de más (+) y menos (-) y nos permite elegir si queremos sumar 5 al valor del montón o restarle 5. Nunca sin bajar de cero, claro. Los números negativos, aquí no por favor. Si jugamos con un 8 en la mesa y tiramos una sirenita, diremos en voz alta ¡3!

La Rana porcina (0). Si se juega una rana, hay que decir ¡cero!, porque siempre que ella aparece, el valor del montón vuelve a cero irremediablemente.

Misma Carta, Mismo Número. Aquí llega un puntito de estrategia. Siempre está la opción de sumar, lo normal, pero… Si se juega la misma carta que el jugador anterior, se puede hacer que el valor del montón sea ese número y no la suma. Ejemplo: alguien tira un 3… y dice ¡tres! El siguiente tira un 4… y dice ¡siete! En tu turno tiras otro 4 y dices ¡cuatro! -repites el número de tu antecesor-.

El siguiente jugador también tira un 4, pero en este caso, decide sumar y dice ¡ocho!… y el siguiente, como no tiene números bajos en la mano pero sí un 8, lo tira y dice ¡ocho! ¡salvado porque pone en la mesa una carta con el mismo valor que el valor en juego del montón!Blog Nube de Juguetes - 10 Cerditos - MercurioLas partidas duran unos 10-15 minutos, son rápidas, así que el ‘momento sumas’ tampoco es un lastre para que los niños quieran dejar el juego. Al revés, es fácil repetir y repetir porque la competición es así, sencilla, y se busca la revancha fácilmente. En casa ha sido un buen recurso en estas vacaciones y seguro que nos dará mucho juego durante más tiempo, porque esto de que practiquen el cálculo mental jugando a mí me motiva mucho. ¡Así que larga vida a Los 10 Cerditos!

Anuncios

Probamos… las Flash Cards Multiplicación de eeBoo

Aprender jugando: una de las máximas que siempre están sobre la mesa para que los niños no perciban su proceso vital de aprendizaje como algo engorroso, aburrido e innecesario. No siempre es fácil aplicarla, pero hay que reconocer que hay profesionales de la enseñanza que saben hacerlo y motivan a sus alumnos de manera admirable.

Si no es así, si no tenemos un Profesor-Keating-Oh-Capitán-mi-Capitán… en casa también podemos poner nuestro granito de arena para que nuestros hijos descubran de manera amena materias como las matemáticas (sumas, restas, divisiones…) o lenguaje o ciencia. En concreto, en Nube de Juguetes hemos probado las Flash Cards Multiplicación de eeBoo, una marca que como avanzamos en un post anterior, adora y promueve los juegos educativos con todas su consecuencias.

Las Flash Cards son un mix de juego y fichas de aprendizaje, con un aspecto y producción de la máxima calidad y una propuesta de uso cuya finalidad es interiorizar unos contenidos que el niño no debe relacionar solo con una materia escolar. El ejemplo de las matemáticas, y la multiplicación, es paradigmático: las tenemos con nosotros cada día, en muchas de las cosas que hacemos a diario.nube-juguetes-eeboo

La propuesta de eeBoo es que los niños y niñas se diviertan aprendiendo y practicando las operaciones matemáticas usando sus Flash Cards, y que no se enfrenten a ello como a una tortura, caso de muchos otros, por otra parte. Usando sus atractivas cartas es sencillo captar su atención e introducir el aprendizaje a la medida del niño.

La presentación de las Flash Cards, como no podía ser de otra forma en eeBoo, es muy cuidada. Son cartas de gran formato (Din-A6, cuarto de folio aprox.), de cartón consistente y plastificado. En total son 46 unidades, con operaciones de multiplicación en ambas caras. En la esquina inferior derecha, se muestra la operación con resultado incluido en la del dorso. Las Flash Cards Multiplicación están recomendadas a partir de 7 años. Un punto a destacar, muy útil bajo mi punto de vista, es que además incluye dos cartas para orientar a los padres con sugerencias de uso y juego.nube-juguetes-eeboo0

Añadiendo cierto grado de diversión a la práctica de las operaciones básicas, se consigue que la atención sea mayor y la repetición y memorización más sencillas. Si se consigue que esa memorización pase a ser interiorizada y sea fluida, conseguiremos que los operaciones más complejas que tendrán que llegar sean más fáciles de afrontar.

eeBoo nos sugiere que incluso antes de usar las Flash Cards, introduzcamos las matemáticas en situaciones domésticas. Por ejemplo: sirve dos salchichas en cada plato, y pregunta al niño cuántas hay en total… si en casa sois 4… y explícale que ese 2×4 es ni más ni menos que una multiplicación ¡Y cuántos ejemplos más podemos encontrar mirando a nuestro alrededor! Y si poco a poco va conociendo que ese resultado -las 8 salchichas- se llama producto… que el primer número (o factor) de una multiplicación es el multiplicando y el segundo es el multiplicador… y que 2×4 es igual que 4×2. ¡Mejor así, no! En el súper podemos ver las docenas de huevos, los packs de 4 yogurts o las 4 semanas de un mes o las patas de 2 gatos…nube-juguetes-eeboo1

Los bordes de las Flash Cards tiene un código de color que indica el número de la tabla que queremos practicar y resulta muy útil. Y además, nos ‘chiva’ unos truquillos para facilitar la realización de las operaciones. A medida que los niños dominan las multiplicaciones, se pueden promover manera de juego con tiempo máximo de respuestas, respuestas correctas en 3 minutos, jugar con lápiz y papel para apuntar resultados… ¡intercambiar roles entre adulto y niño!

Seguramente no será de entrada el juego que desearía recibir en su cumpleaños, pero la propuesta de eeBoo tiene todos los números para acabar llamando su atención y convertirse en un reto muy atractivo para los niños a la vez que colaboramos a que desarrolle su fluidez en el cálculo.

Las Flash Cards tienen un PVP alrededor de 7 euros y su distribuidor en España y Portugal es Toc Toys.