Los sentimientos sí son cosa de niños

¿Cuántas veces hemos oído eso de que “con los sentimientos no se juega”?. Bien, pues la propuesta de Silvia Dolz es, precisamente, la contraria. Los sentimientos, sobre los que culturalmente hay un elevado grado de tabú, no son algo de que arrepentirse y ocultar. Entre otras, porque dejar que afloren y se manifiesten suele ser la mejor vía para estar a gusto con uno mismo. Así que vamos a jugar con los sentimientos.

Silvia Dolz, psicoterapeuta, vio que en adultos esto es más o menos asumible, pero ¿y con los niños? ¡Qué difícil resulta que simplemente te cuenten cómo les ha ido el día en el colegio! Imaginamos pues cómo puede ser el tratar de que, tan pequeños, entiendan y asuman ‘eso’ que sienten dentro, que les hace sentir felices, o enfadados, o tristes… y que lo expresen.mutkids_nubedejuguetes2

De ahí surgió Mutkids, que significa Mut (de mudo en catalán) y Kids (de niños), porque “pienso que hoy en día apenas se toca la parte emocional, que estamos mudos en expresar lo que sentimos, lo que nos sucede… que actuamos como robots haciendo todo mecánicamente”, señala Silvia, que ideó el juego a partir de su experiencia, del poco tiempo que compartía con sus hijos para hablar de lo que sentían y de querer compartir más momentos con ellos y escuchar la parte emocional.

Mutkids es un juego original, sencillo, simple y a la vez grande, que crea vínculos entre padres e hijos, que fortalece la relación familiar, que se escuchen de verdad y que los niños se sientan atendidos. “Que vean a papá expresar un miedo suyo, a mamá explicar un momento feliz, a escuchar cómo describe el niño a mamá… esos ratitos no tienen precio”, afirma Silvia.mutkids_nubedejuguetes

EL JUEGO DE PREGUNTAS EMOCIONALES PARA PADRES E HIJOS

Está recomendado para jugar con niños mayores de 5 años, que ya pueden entender el contenido de las 25 cartas de colores con 25 preguntas emocionales para establecer vinculo padres e hijos (aunque lógicamente hay recorrido para todo aquel que quiera pasar un buen rato hablando de sentimientos).

Las cartas introducen las 4 emociones básicas: la tristeza, la alegría, la rabia y el miedo, para que hagamos gestos y así diferenciemos las emociones, aunque también hay alguna más lúdica (imitaciones, expresión de recuerdos…).

¿Cómo se juega?

Se colocan las cartas hacia abajo de manera que se vean los colores, el niño elige color, lee su pregunta y se desarrolla con ayuda de un adulto. También se puede elegir una carta cada noche antes de ir a dormir y tratar ese tema. Así aprenden a conocerse, a diferenciar las emociones básicas y exteriorizarlas; aumentan su conciencia física y sentimental y, también practican la lectura y la expresión oral.

El juego está a la venta en su propia web, donde puedes contacta con la creadora para más detalles si es necesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s